Acerca de Nosotros

Acerca de nosotros

La Alianza Nacional Hispana de Jardinería y Paisajismo (NHLA) busca informar, alentar, capacitar y apoyar a sus miembros para que puedan convertirse en profesionales altamente exitosos, líderes comprometidos e involucrados y defensores más efectivos.

COMPAÑÍAS ALIADAS









 

¿Por qué se formó la NHLA?

nhla-President-electNosotros somos la verdadera industria verde. Tenemos que dar a conocer a los clientes, funcionarios públicos, y en realidad a todos, acerca de los beneficios ecológicos y de la salud humana, que proporciona el trabajo que hacemos.

-Raul Berrios, ex presidente de la NHLA RulyScapes (Centreville, VA)

La Alianza Nacional Hispánica del Paisaje (NHLA) es el resultado de un despertar entre los profesionales hispanoamericanos de la industria del paisaje y de los beneficios que el esfuerzo colectivo produce para proteger y promover nuestros intereses. En palabras de nuestro ex- presidente Chuy Medrano, "Era el momento. Hemos construido una base para el éxito a través del trabajo duro y el aprendizaje de lo que era necesario para el negocio, pero para dar el siguiente paso teníamos que ver más allá, y tuvimos implementar más de lo que ya estábamos haciendo. También tuvimos que analizarnos a nosotros mismos y a nuestras empresas. A medida que nos conociamos más, lográbamos mejores oportunidades, podíamos detectar más fácilmente las amenazas, pudimos distinguir nuestras fortalezas y también nuestras debilidades, esto nos permitió enfocarnos mejor. Cuando algunos de nosotros empezamos a compartir nuestras experiencias, nos dimos cuenta de que podíamos ayudarnos unos a otros. Es ahí donde comenzó la idea de la alianza. Por algunos años hubo algunos esfuerzos de agruparse por aquí y por allá, pero no se lograba nada concreto que mantuvieran vivas estas ideas y esfuerzos, así que se formó la NHLA ."

Nuestras fortalezas

El incremento en el número de hispano-americanos que trabajan en la industria del paisaje ha sido impresionante. Hoy en día más de medio millón de familias hispanas dependen de la industria del paisaje para su sustento. La entrada y desempeño de funciones de los trabajadores hispanoparlantes han creado la necesidad a los hispanoamericanos de cubrir empleos en puestos más altos como mecánicos, supervisores, gerentes y profesionales de recursos humanos donde sus aptitudes lingüísticas y culturales son muy benéficas y requeridas. Los hispano-americanos también trabajan como estimadores, diseñadores, en contabilidad, ventas y marketing, entre otros papeles ya sea en grandes o medianas empresas. La industria también presenta grandes oportunidades empresariales, y un número creciente de hispanoamericanos se están convirtiendo en socios, comprando o creando empresas dedicadas al paisaje. Nuestra creciente presencia y éxito está sucediendo en todo el país, no sólo en unas pocas regiones. Tenemos miembros de costa a costa y de frontera a frontera. Algunos han estado en el negocio por más de veinte años y otros por menos de diez. Algunos han crecido en la industria del paisaje y otros nuevos en nuestro campo están implementando con éxito estrategias de marketing y operación que les funcionaron a ellos en otras industrias. Algunos tienen 400 o más empleados, mientras que otros tienen menos de 20. Todas son importantes, todos tienen una historia que contar, y todos pueden beneficiarse de ser parte de la Alianza Nacional Hispana de Jardinería y Paisajismo (NHLA). Nosotros somos importantes. Nadie puede hablar por nosotros con el mismo impacto que se tiene cuando hablamos por nosotros mismos. Con aproximadamente medio millón de hogares hispanos en los Estados Unidos dependiendo de la industria del paisaje para su economía familiar, no debe haber duda de que las preocupaciones de la industria del paisaje son verdaderas preocupaciones de los hispanoamericanos. Es importante dar a conocer este hecho. Si no se controlan, las acciones del gobierno, este por indiferencia o ignorancia puede reducir la demanda de servicios de jardinería a la mitad, aumentar los costos de mano de obra en un 50% o más y hacer virtualmente imposible que empresas del paisajismo que laboran honorablemente puedan abastecerse  con suficientes trabajadores para hacer crecer sus negocios. Este no es el momento de permanecer al margen y esperar a que otra persona pueda salvar lo que construimos trabajando duramente todos los días. Lo importane es que cuando los miembros de la Alianza Nacional Hispana de Jardinería y paisajísmo (NHLA) hablan, el gobierno y los líderes hispanos en el Congreso escuchan.

Puntos a considerar

El resultado de la limitada participación de los hispanos profesionales del paisaje como líderes de la industria en las asociaciones mostro como resultado que no estábamos suficientemente involucrados en las discusiones políticas que son importantes y que afectan nuestra manera de ganarnos la vida. Había una gran necesidad de liderazgo participativo y efectivo para disuadir las acciones gubernamentales que amenazaban con reducir la demanda de servicios de jardinería en la mitad, aumentar los costos laborales en un 50% o más y hacer prácticamente imposible que empresas paisajistas que trabajan conforme a la ley, puedan sustentar a suficientes trabajadores para hacer crecer sus negocios.

Con mira al futuro

El futuro le pertenece a los que innovan. Las relaciones con otros colegas exitosos en todo el país pueden lograr mucho y ayudar a los hispanos y a las compañías que ellos mismos poseen y quieren hacer crecer. Es especialmente cierto en estos tiempos económicamente difíciles que el conocimiento y la aplicación de las mejores prácticas de la industria pueden hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso de tu empresa. Creemos que independientemente de lo exitoso que seamos, siempre se puede mejorar, tanto nosotros mismos como a nuestras empresas. También creemos en compartir lo que sabemos y en aprender lo que no sabemos para que podamos hacer crecer nuestras empresas de la manera correcta. Cuando tenemos un reto o necesidad que otros no han enfrentado podemos encontrar las respuestas juntos. Los fabricantes, distribuidores y vendedores tenían un gran interés en entender mejor su creciente cartera de clientes hispanoamericanos, pero carecían de una buena manera de acercárseles. Al darles la bienvenida a nuestra asociación, podemos beneficiarnos de saber más acerca de ellos, de los equipos que ellos necesitan, de las innovaciones en materiales, de participar en las primeras conversaciones de lo que se requiere con más urgencia y la mejor manera de avanzar en nuestros negocios a través de la adopción de productos y técnicas más avanzados.
Parte de las respuestas que la NHLA ha conseguido es que ahora ambos partidos políticos están prestando gran atención a los asuntos hispanos y de las preocupaciones de la industria del paisaje que deben ser identificadas entre las más importantes. La creciente influencia política de los estimados 50.5 millones de hispanos estadounidenses es alimentada por su representación del 56% del crecimiento de la población total de la nación en la última década, este dato es sin duda un aliciente para que los políticos le den importancia a la comunidad latina.
La industria del paisaje ofrece una amplia gama de oportunidades de empleo y empresariales que los hispanoamericanos de todo el país están aprovechando al máximo. No debe haber duda de que los intereses de la industria del paisaje son en gran medida de las preocupaciones más importantes de los hispanoamericanos.

Desafíos

Los jardines y el césped en particular están siendo erróneamente catalogados como anti-ecológicos. Este hecho es preocupante. Los que nos dedicamos a la industria del paisaje no sólo nos preocupamos por el medio ambiente, sino que también lo cuidamos y lo hacemos mejor todos los días. Sin embargo, mientras hemos estado ocupados trabajando por esta causa, otros, llamados "ambientalistas", han desprestigiado lo que hacemos y sus mitos se están apoderando de los medios y redes sociales populares, influenciando a las personas, en la política y en la administración pública. Tenemos los hechos concretos de nuestro lado, pero tenemos que mejorar al hablar de esto, puesto que no es suficiente el tomar parte por nuestra cuenta. Nuestros esfuerzos propios no pueden producir los resultados que nuestros esfuerzos coordinados como miembros de la Alianza Nacional Hispana de jardinería y Paisajísmo (NHLA) pueden hacer. Un césped típico americano es mucho más que un lugar bonito, produce todo el oxígeno que necesita una familia de cuatro personas, secuestra el dióxido de carbono, enfría el medio ambiente, reduce las demandas de escurrimiento de aguas pluviales en el sistemas público de alcantarillado, filtra y recarga nuestro Abastecimiento de agua subterránea, incrementa el valor a la propiedad, y proporciona el espacio para el juego y la recreación. Necesitamos educar a otros acerca de estos hechos, dándoles todas las razones para apreciar mejor el césped natural por sus cualidades y beneficios únicos.

No podemos hacer crecer nuestros negocios sin contar con la mano de obra accesible y costeable. Las empresas honorables (que trabajan conforme a la ley) en nuestra industria suelen pagar muy por encima del salario mínimo y no contratar trabajadores indocumentados. Sin embargo, el trabajo, exige estar expuesto al sol de la primavera, verano y a principios de los meses de otoño, el calor es poco atractivo para muchos estadounidenses. Por lo tanto, muchas empresas de jardinería complementan su fuerza de trabajo contratando por temporadas a trabajadores extranjeros  deseosos de migrar con visas H2-B y ganar en nueve a diez meses mucho más de lo que pueden ganar en un año trabajando en sus propios países. Sin embargo, la oferta de esta fuerza de trabajo necesaria está amenazada por las regulaciones de la visa H-2B lo que ocasiona fuertes incrementos salariales y una serie de obstáculos regulatorios que las pequeñas empresas de nuestra industria y otros no pueden permitirse. El trabajo estacional y temporal a precios accesibles hace posible el crecimiento de las empresas y crea la oportunidad de mejores puestos de supervisión a lo largo de todo el año que los estadounidenses quieren, y que los hispanoamericanos gracias a su conocimiento de la industria y a sus competencias lingüísticas y culturales están especialmente preparados para asumir.